viernes, 10 de abril de 2015

Katsuhiro Otomo

Si Katsuhiro Otomo no fuera japonés no diríamos que dibuja manga. Por supuesto que dibuja manga, de hecho la incursión del manga a los países occidentales se debió en gran medida a Katsuhiro Otomo y su película Akira.


Hasta entonces pocos aficionados o críticos miraban el manga como algo que pudiese estar al nivel del mejor cómic de calidad. Algo que tener en cuenta inclusos si no te gustaba el "genero manga". Pero con Akira un manga resaltaba como una obra maestra del comic, sin más.

No es que no existiese comic de calidad en Japón, pero no trascendía en Occidente.
Pero quizás es que el estilo de Otomo era innovador, mucho más cercano a nuestros cánones que los estilos netamente Manga.
De todas formas Katsuhiro Otomo es indudablemente un gran maestro del cómic, y por tanto del manga, ya que de hecho serían- y son -sinónimos si no usáramos el termino para definir los estilos japoneses. Katsuhiro Otomo nació en Hasama, en la prefectura de Miyagi, en 1954.

Estudió en el instituto Sanuma, cuna de varios artistas de manga.

Katsuhiro Otomo que es adicto a las películas norteamericanas, ys ecita a 2001, Una Odisea en el Espacio (1968) de Stanley Kubrick y a Rebelde sin causa (1955), de Nicholas Ray.

Ciertamente admirador del film de Kubrick.
En alguna entrevista Otomo menciona a Almodobar como un director que le impresiona.

También se define así mismo como entusiasta del cómic americano y, especialmente, del europeo.

¿Podemos ver influencia de Moebius en Otomo?

 El maestro japonés, en una obituario dedicado a Moebius, señala que se siente honrado de haber vivido en su misma época, haberlo conocido y de que sea una de sus influencias. Cita la obra Arzach que le impactó desde el primer vistazo y  El largo mañana al qiue define como una versión “sucia” y brillante de La Guerra de las Galaxias de George Lucas. Otomo compara el trabajo de Moebius con el estilo gekiga (dramático) del manga.

Debutó en el mundo del manga con Jyu-seï (conocida en Occidente como A Gun Report, , una adaptación de Matteo Falcone, la obra de Prosper Mérimée, en  la revista Manga Action, de la editorial Futubasha.

Durante la década de los 70 realiza varios relatos cortos de diversos géneros: Humor con “Suka To Sukkiri” (1975), sobre el universo samurai de “Chuck Check Chicken” (1976), sobre el deporte con “Alma Lingo” (1976) o tipo encuentros en la tercera fase con “Uchuu Patrol Shigema” (1977). Poco a poco va evolucionando su estilo y aficionandose a la ambientación en los ambientes macrourbanos, al principio inspirados en Tokio.

En agosto de 1977, Otomo crea su primera obra larga ambientada en Nueva York  “Sayonara Nipon” que cuenta la llegada de un karateca japonés al corazón de Manathan.

En 1979 Otomo inicia su proyecto más ambicioso, “Fireball”, donde cuenta, en clave de pura Ciencia Ficción, la lucha de la humanidad contra un superordenador omnipotente. La historia nunca fue completada, pero en ella nos muestra su tendencia hacia el ciberpunk.

Inica los años 80 con una obra ya más extensa: Domu (Pesadillas), una historia de ciencia ficción, con una trama de terror psicológico, con violencia y la parapsicología  que relata una batalla entre psíquicos, y donde Otomo nos muestra su maestría ilustrando complejos urbanos. Fue publicada entre 1980 y 1982.

Domu  obtuvo el premio SF Grand Prix a la mejor obra de ciencia ficción, con lo que no solo es la primer obra premiada de Katsuhiro Otomo, también es un reconocimiento a su calidad literária, ya que dicho premio solamente se había otorgado a novelas escritas.

Los 80 fueron los años prólificos de Otomo.

Realizó la historia de guerra “Kibun wa mo senso”, una adaptación de la novela de Toshihiko Yahagi, y “It’s a Crazy, Crazy World”

Tenemos también su primera incursió como director, con un  film de16mm titulado “Give Us Guns” (1982).

En 1983, trabajaría activamente en el mundo del anime al colaborando como diseñador y animador en la epopeya de “Harmagedon: Genma taisen” (dirigida por Rin Taro) y como diseñador de personajes en la obra de ciencia ficción sobre viajes espaciales “Crusher Joe”

Pero sobre todo Otomo realiza en los 80 la que será su obra maestra: Akira, un  gigantesco cómic de más de 2000 páginas que le consolidó internacionalmente .

Aqui Otomo se recrea con todos sus elementos favoritos: grandes conjuntos urbanos, la violencia, el miedo al hundimiento del país y la parasicología-cientifica.

Mientras  Otomo aun no había concluido Akira, tomaría de nuevo las riendas de la dirección con dos proyectos de animación como son “Robot Carnival” (1987) y “Meikyû monogatari” (Manie-Manie, Neo-Tokyo, 1987), ambos recopilación de cortos de directores de la talla de Yoshiaki Kawajiri, Rin Taro y Kôji Morimoto. Én ambos proyectos también dirigiría un corte.


Aun inconclusa la obra Akira, en 1988 Otomo llevaría este manga a la pantalla con su versión anime.

Akira  la pelicula  mostró un estilo propio de anime, algo que que creo legiones de fans tanto dentro de Japón como en el resto del mundo. Y le consagro tanto como autor de comics, como en tanto a director de cine.
El anime Akira es fiel a la obra pero con un final diferente.

A principios de los años 90, Otomo dejará el manga totalmente apartado para dedicarse por completo al cine, salvo en contadas excepciones, principalmente realizando guiones para otros dibujantes, como La leyenda de la madre Sarah.

Su capacidad como guionista es de tal calidad que parece que abarque la un de director artístico, pareciendo que él mismo participe en el dibujo.

Tambien ha sido guionista de cine, a destacar la película (1991)
Como director de cine llega incluso a apartase del anime para en 1991 estrenar el largometraje de imagen real World Apartment Horror una adaptación en película de su manga homónimo. Que trata sobre un yakuza (mafioso japones) que debe expulsar a unos inmigrantes ilegales los cuales han ocupado un apartamento, para que sus jefes puedan vender el solar.

Otomo ha trabajado activamente en otros campos, realizando ilustraciones publicitarias, diseños de escenarios y personajes, animaciones breves, etc.
.

Entre sus últimos proyectos se cuenta SteamBoy, (2005) y  la adaptación a imagen real del famoso anime fantástico “Mushishi” 2006.  

Hasama, en la prefectura de Miyagi, en 1954


Pesadillas



Akira














No hay comentarios:

Publicar un comentario